Ser víctima de una canción.