De «La danza del petrolero» al «Trópico de cáncer»