bordarretazos

Categoría: Uncategorized

Deleuzianos haciendo filosofía en un local por Angelópolis, en la Ciudad de Puebla (noticias de mi amigo Alberto) o “si la filosofía ha de morir a manos de la publicidad, será de risa”

Instalarse en un estrato, experimentar las posibilidades que nos ofrece, buscar en él un Lugar, un Colectivo, echar a andar un Proceso de experimentación: buscar los eventuales movimientos de desterritorialización, las posibles líneas de fuga.

“El CsO oscila constantemente entre las superficies que lo estratifican y el plano de inmanencia que lo libera. Libérenlo con un gesto demasiado violento, destruyan los estratos sin prudencia, y se habrán matado a ustedes mismos, hundido en un agujero negro o incluso arrastrado a una catástrofe, en lugar de trazar el plan. Lo peor no es quedar estratificado —organizado, significado, sujeto— sino precipitar los estratos en un desmoronamiento suicida o demente, que los hace recaer sobre nosotros, como un peso definitivo. Habría, pues, que hacer lo siguiente: instalarse en un estrato, experimentar las posibilidades que nos ofrece, buscar en él un lugar favorable, los eventuales movimientos de desterritorialización, las posibles líneas de fuga, experimentarlas, asegurar aquí y allá conjunciones de flujo, intentar segmento por segmento continuums de intensidades, tener siempre un pequeño fragmento de una nueva tierra. Sólo así, manteniendo una relación meticulosa con los estratos, se consigue liberar las líneas de fuga, hacer pasar y huir los flujos conjugados, liberar intensidades continuas para lograr un CsO. Pues el CsO es todo eso: necesariamente un Lugar, necesariamente un Proceso de experimentación, necesariamente un Colectivo (agenciando elementos, cosas, vegetales, animales, herramientas, hombres, potencias, fragmentos de todo eso; pues no puede hablarse de mi cuerpo sin órganos, sino de yo en él, lo que queda de mí, inalterable y cambiando de forma, franqueando umbrales)”

Gilles Deleuze y Félix Guattari, Mil mesetas, pág. 166

Siouxsie y los años felices en que estuve en Warwick

“El escritor se ve afectado a tal grado que los medios que le ofrece su lengua le resultan inadecuados, y esta misma afección externa lo fuerza a subvertir el idioma, liberando una lengua extranjera dentro de la propia hasta alcanzar el límite del lenguaje”

“El escritor es un personaje que se construye y se excede a sí mismo en el modo peculiar en que asume el proceso de la escritura: resquebraja las opiniones, se inmiscuye más allá de los cuentos hasta volverlos incomprensibles ‘porque no se sabe cómo soñarlos ni reproducirlos’, se remonta a lo inmemorial perdiéndose en ello mismo hasta el punto de diluir su yo y, volviéndose como un flujo en relación con otros flujos “fuera y dentro del propio ser”, se ve afectado a tal grado que los medios que le ofrece su lengua le resultan inadecuados, y esta misma afección externa lo fuerza a subvertir el idioma, liberando una lengua extranjera dentro de la propia hasta que “alcance los límites del lenguaje y devenga otra cosa que escritor, conquistando visiones fragmentadas que pasan por las palabras del poeta, por los colores del pintor o los sonidos del músico”. La conquista de estas visiones requiere ineludiblemente de una lucha no contra el lenguaje sino entre el lenguaje, lucha en la cual éste es sacado de sus caminos trillados y llevado a delirar. El delirio literario es una perturbación de la razón no a través de disparates que la denigran sino mediante visiones que ella no puede alcanzar.”

Crescenciano Tirado, sobre la aproximación de Deleuze a la literatura, aquí: http://www.revistas.filos.unam.mx/index.php/theoria/article/view/436/394

Una pequeña salud

“¿Cómo es que combatiendo los embates de la locura, el escritor desbroza el campo para la lucidez hilarante? El orden del mundo puede devastar hasta la aniquilación a los que se abandonan dentro de su laberinto o puede ser reproducido ventajosamente por aquellos que, oficiando alguna variante del carcelero, del juez o del sacerdote, se empeñan en levantar todavía más las paredes del dominio. Entre unos y otros se ubican aquellos que, como el escritor, poseen una pequeña salud cuya fuerza los constriñe a enfrentar los muros del orden laberíntico y, hendiendo en ellos sus potencias creadoras, abrir intersticios que los resquebrajen para que los agujeros del lenguaje dejen pasar los vientos caóticos de la Vida.”

Crescenciano Tirado, aquí: http://www.revistas.filos.unam.mx/index.php/theoria/article/view/436/394

“El verdadero viaje es el regreso” Ursula K. Leguin (1929-2018)

Ofrenda 2020

Como la flor

Habría dos maneras de abordar lo personal: dando por hecho el espacio social, como un trasfondo o mero paisaje donde transcurre o viviendo el espacio social como algo contraído, donde no es paisaje sino rostro y cada problema personal conecta con lo político

“resulta que “todo es político”, y ello tiene que ver también con una cuestión espacial (KLM, 30. Trad. 29). Continúan Deleuze y Guattari señalando que en las literaturas “mayores” los problemas individuales, personales, tienden a unirse con otros problemas individuales al modo del folletín, dejando el espacio social, ese que tanto le interesa a Kevin Lynch, como un trasfondo o mero paisaje. En una literatura menor, podríamos decir parafraseando la segunda ola del feminismo y a Kate Millet: “lo personal es político” y lo es porque el espacio social está contraído, no es paisaje sino rostro, y cada problema “conecta de inmediato con lo político” (KLM. 30. Trad. 29). Por ello, es interesante que la frase “lo personal es político” no se convierta en un “todo es político” en cualquier circunstancia y espacio. No es político lo personal del hombre blanco-anglosajón-de mediana edad-urbanita-etc. en su cotidianidad normalizada, ni en su margen estrecho de acciones incluso sorpresivas; eso es meramente personal y difícilmente expresable sin rubor. No todo es político, si todo lo fuera, nada lo sería. Es lo personal minoritario aquello que tiene potencia de desviar la norma. No es lo mismo las aventuras familiares o amorosas del Patrón que las familias y parejas “aberrantes” de cualquiera que salga de la norma y constituya un subconjunto contra o fuera del sistema. Y eso finalmente se nota, la familia, aventuras y amores de la norma tienden al tedio y las de la “desviación” o la minoría tienden al escándalo o al asco desde una posición mayoritaria…Y en ese asco y escándalo se juega la vida y la muerte, no sólo de un individuo sino también de una colectividad”

en Nuñez, Amanda, Gilles Deleuze. Una estética del espacio para una ontología menor, pág. 56

“Tengo los huesos desencajados, el fémur tengo muy dislocado”

Proyecto Samir

En defensa de la vida y un habitar digno

ENGLISH WORDS AND GREEK COGNATES.

Learn easily Greek via the linguistic relationships and the roots of the English words.

Escritos de sobre mesa

SOBRE CRÍTICA. VISUALIDAD. ESCRITURA. POEMA: ENCUENTROS; Un objeto, una cosa. Nos sentamos frente a él. Lo interrogamos: él nos dice algo. El desmontaje es en tiempo ahora: Una crítica de voces. Una crítica de imágenes. Recuerdos. Flashazos.

Decir todo

Blog de Francisco Serratos

POETAS EN LA NOCHE

Poesía, cuentos y relatos

OTTO CÁZARES

ARCHIVO DE PROYECTOS

Tomarse en serio la naturaleza

Sobre la administración responsable y sostenible del planeta

Arte y expectación

arte, sociología, cuerpo vibrátil

La Ciudad Biodiversa

Consejos para promover la biodiversidad en las ciudades

Arqueología y Software Libre

informática, arqueología, música, opinión ...

Oscuro entre nosotros

Falsa antología mexiquense

postfiliablog.wordpress.com/

Siguiendo el laberinto de nuestro deseo

Congreso Nacional Indígena

Sitio oficial del Congreso Nacional Indígena

Archaeological Haecceities

Johan Normark's neorealistic blog: Archaeology, the Maya, 2012, climate, travels, and more

El Instante de Sísifo

Arte libre, ruido y utopía