Bienvenida

por Juan Pablo Anaya

Primer gesto de desaparición
Es raro teclear estas líneas para unos lectores futuros que quizá no lleguen… escribir, sin embargo, para algo que sucederá mañana, aunque simplemente no suceda nada, confieso que no deja de ser emocionante. La escritura tiene una relación inquietante con el tiempo: queda fija y en su ejercicio sabemos que de alguna manera el presente reclama algún tipo de futuro, incluida la posibilidad de perdurar para simplemente pasar desapercibida.

Anuncios