J. G. Ballard presagió la furía de Greta Thunberg cuando escribió:

por Juan Pablo Anaya

“Nuestros hijos tienen menos que temer de los coches en las autopistas del mañana que del placer con que calculamos sus muertes futuras de acuerdo con los parámetros más elegantes”

Anuncios