Qué nos falte todo…

por Juan Pablo Anaya

Soriana me escribe un mail con un tono pasional. Habla acerca de aquello que, ante la catástrofe climática, resulta crucial: “Que nos falte todo”, me dice, “¡menos el papel higiénico!”.