El huevo perpetuo

por Juan Pablo Anaya

“Este huevo es y será viejo como el mundo, pues guarda una criatura inmortal que no ha nacido ni nacerá. Este cascarón siempre joven es engendro del ave fénix que fatigada—y acaso secretamente transida de horror—de ser siempre ella misma, de ser su propia heredera, resolvió poner un imprevisible y antinatural huevo; el embrión se ha quedado así, pasmado, éste es el huevo perpetuo, maravilla única y el más raro y valioso de todos los animales.”

En Perpetuidad del huevo.

Anuncios