por Juan Pablo Anaya

“La pregunta política clave no debería de ser cómo administrar nuestros deseos para lograr adecuarnos a la ley, sino cómo es que nos hemos esclavizado a nosotros mismos con leyes que niegan nuestros deseos”

Anuncios