Deleuzianos haciendo filosofía en un local por Angelópolis, en la Ciudad de Puebla (noticias de mi amigo Alberto) o “si la filosofía ha de morir a manos de la publicidad, será de risa”

por Juan Pablo Anaya